Categorías
Ciencias

¿Cuántos años tiene la tierra?

La pregunta: ¿cuántos años tiene la tierra?, posee una respuesta fácil, solo basta entrar en Google y buscar. La respuesta dirá que tiene 4.543 de millones años. Esa es la parte fácil. Ahora el tema es, ¿cómo se sabe eso?, ¿quién lo averiguó?, ¿podemos estar seguros?, ¿qué significa esa cantidad de años?

La edad de la Tierra

Durante siglos, sobre todo en nuestra cultura occidental, a esta pregunta se la respondía utilizando la Biblia. Aquí se estimaba una edad de aproximadamente 6000 años. Y no fue hasta el siglo XX, que se pudo establecer mediante una base científica la verdadera edad, si bien ya se sabía que la Tierra debía tener mucho más que 6000 años, sobre todo por los hallazgos de fósiles. Ya Leonardo Da Vinci, se preguntaba cómo era posible que hubiera fósiles marinos a más de 2000 metros de altura en los Alpes.

Es así que recién en 1921 se obtiene un valor relativamente más cercano a lo que sabemos hoy. Se estimaban entre 1600 y 3000 millones de años. El método utilizado fue el radiométrico.

El problema con este método es que se realiza en rocas, y las rocas de la Tierra se formaron mucho después del nacimiento del planeta, es decir que siempre nos quedaríamos cortos en el cálculo utilizando este método.

Entonces a alguien se le ocurrió que ciertos meteoritos representan el material original con el que se formó la Tierra. Es así que desde este momento se tiene una medida confiable de la edad del planeta.

Qué significan todo estos años del planeta Tierra

El universo para que tengamos una idea tiene una edad de 13,787 ± 0,020 mil millones de años, es decir tres veces la edad de nuestro planeta. Como vemos la Tierra no existió desde siempre, sino que solo lo hizo en el último tercio del tiempo de existencia de nuestro universo.

A nivel más mundano, podemos decir que la Tierra no siempre fue como la vemos hoy.

Primero que nada los continentes no existían. Y luego una vez que se empezaron a formar, fueron cambiando de forma, posición  y superficie durante toda la historia. Como para tener una idea rápida, el océano Atlántico no existía, y América del Sur estaba pegada con África.

Por otra parte el polo magnético no siempre fue el polo Norte, sino que también lo fue el polo Sur, y fueron alternando a lo largo de la historia, y lo seguirán haciendo.

La velocidad de rotación de la Tierra tampoco fue siempre de 24 hs, antes era más veloz y los días duraban menos de 24 hs.

La atmósfera no siempre fue como la actual, ni el color del cielo.

Sabemos que ni siquiera la flora y la fauna fueron siempre las mismas. Las montañas ni cordilleras tampoco. De hecho existen cordilleras que nunca llegamos a conocer como tales. Lo mismo que océanos, ríos y lagos.

Tiempo al tiempo

En resumen, lo importante es tomar conciencia de que la Tierra evolucionó a través del tiempo. Y que se necesitó mucho tiempo para que esto suceda. Los tiempos geológicos no tienen casi nada que ver con los tiempos humanos.

Nuestra especie recién apareció hace aproximadamente 315.000 años. Las pirámides de Egipto tienen casi 4600 años de antigüedad. Cleopatra murió 30 años antes del nacimiento de Cristo, por lo que en valores absolutos, Cleopatra vivió más cerca del primer hombre que pisó la Luna que de quienes construyeron las pirámides.

Espero que este pequeño resumen sirva para abrir la mente a lo espectacular que resulta el conocimiento de nuestro mundo. Y además, de que para todo hace falta tiempo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *