Categorías
Ciencias

La ecología mal aplicada

El desarrollo humano tropieza en estos momentos, en algunos lugares del mundo, con la ecología mal aplicada. Esto conlleva a pérdida de la calidad de vida y un retraso en el desarrollo de los pueblos.

Definamos primero algunos conceptos fundamentales para entender de qué estamos hablando. Analicemos entonces los términos, ecología, ecologismo, ecólogo y ecologista, para poder entender de qué estamos hablando.

La ecología es la relación que se da entre los seres vivos de una zona determinada y el medio en el que viven. Y es el campo de estudio de ciencias naturales. Es decir de carreras universitarias como geología, biología y otras.

El ecologismo es una ideología que extiende y generaliza el concepto de ecología al terreno de la realidad social; propone y defiende la búsqueda de formas de desarrollo equilibradas con la naturaleza y basadas en el uso de energías renovables que no contaminen.

Un ecólogo es una persona que se dedica al estudio de la ecología. Un ecologista en cambio es alguien que defiende activamente o es partidario del ecologismo.

El conocimiento aplicado al cuidado del medio ambiente

Como vemos, para ser ecologista no hace falta estudiar ni saber nada. Solo es necesario defender una idea que estuviese emparentada con un supuesto cuidado de la Tierra, aun sin contar con ninguna evidencia científica. En cambio un ecólogo, tiene competencias profesionales que lo habilitan a opinar, intervenir y trabajar sobre las cuestiones ambientales de su incumbencia (las mismas están definidas por leyes nacionales).

Podemos entonces generalizar que la ecología es una ciencia, pero el ecologismo es una ideología. Y las ideologías no necesariamente se basan en verdades científicas.

Es así que podríamos recurrir a la metáfora que dicen que en su momento utilizó un ministro de ciencia de Argentina. Y dice así: » La diferencia entre un ecólogo y un ecologista, es la misma que hay entre un enólogo y un beodo»

Los problemas de la ecología mal aplicada

La falta de formación y conocimiento del tema, lleva muchas veces a estos grupos de ecologistas a oponerse a obras públicas y emprendemientos privados. Respecto a esto hay que explicar, que todo proyecto que se lleve a cabo en el ámbito nacional debe contar con estudio de impacto ambiental realizado por profesionales, como así también una aprobación del mismo realizada también por profesionales del estado que aseguren un análisis en función de los intereses comunes del pueblo.

Es así que si un proyecto cuenta con estas aprobaciones, realizadas por profesionales idóneos, ¿porqué un grupo de aficionados tendrían que tener injerencia en la definición de su ejecución o no?

El sistema que se utiliza para minimizar el accionar de estos grupos consistes en audiencias públicas, su objetivo es lograr lo que se llama la licencia social para realizar el desarrollo, informando a la comunidad de sus implicancias. Recordemos que toda actividad humana tiene un impacto ambiental.

Y no todo impacto ambiental es necesariamente negativo para el medio ambiente.

Lamentablemente no está claro a qué intereses responden estos grupos. Hay muchos antecedentes de que persiguen intereses que no son siempre nobles. Como todo grupo ideologizado, no todas las jerarquías tienen acceso a los mismos conocimientos.

Cuidado del ambiente

Son famosas las oposiciones de grupos ecologistas a la construcción de rutas, minas, canteras, túneles, etc. Todas obras fundamentales para el desarrollo humano.

Lamentablemente, su falta de conocimientos los hacen omitir problemas mucho más graves desde el punto de vista ambiental. Yo no vi nunca que pidan por la construcción de una red de cloacas que evite los pozos negros. Siendo que los mismos inyectan aguas servidas al subsuelo y contaminan las aguas subterráneas.

Tampoco los veo enardecerse por los basurales a cielo abierto, que son vectores de contaminación de todo tipo y que generalmente se encuentran en las zonas de recarga de los acuíferos.

Los cableados de electricidad, teléfono y televisión, generan contaminación visual, como así también mayores consumos de energía por estar sujetos a los cambios de temperatura.

Nunca vi una protesta contra los autos que tienen sus escape fuera de especificaciones y generan contaminación del aire como así también sonora, afectando a humanos y animales por igual. La ecología mal aplicada.

Medio ambiental

Finalmente es muy evidente el egoísmo que encierra este tipo de posición. Porque toda esta gente consume recursos que en algún lado se explotan. Y en algún lado se genera un impacto ambiental, pero parece ser que mientras no sea cerca de casa no hay problema. Yo no los veo preocupados por saber de donde vienen las tierras raras con las que se fabrica su celular, ni el plástico, ni el gas, ni la nafta que utiliza su auto.

Por que para ser un ecologista serio, primero no debería consumir ningún tipo de recurso no renovable. Se vuelven locos contra el fracking y después van y cargan nafta en la estación de servicio. Y segundo, para poder ejercer con propiedad la ideología del ecologismo, deberían informarse de manera objetiva y científica, y no basar sus creencias en los que le parece. Porque de esta manera podrían ser funcionales a otros intereses.

Recordemos que en el caso de una ruta se generan expropiaciones, además de que cambian los valores de las tierras al tener una vía de comunicación cerca. Y todo esto conlleva intereses económicos. No es lo mismo que pase una ruta a 3 km de mis tierras que a 30 metros.

Ecología y ambiente

Para cerrar hay que hacer hincapié en que quien debe decidir en cuestiones de este tipo debe ser el estado. Que pueda saber que piensa la gente está perfecto. Pero siempre hay que buscar el bien superior. Toda actividad humana presenta un impacto. Y no hay mejor manera de asegurar el futuro que cuidar nuestro planeta. Que además viene demostrando que cuidarlo es negocio.

Hasta hace unos 10000 años el humano no había llegado a América (puede interesar Cuántos años tiene la Tierra). Por lo tanto si nos ponemos en exquisitos no tendríamos que volver todos a Eurasia o a África. Seamos coherentes y escuchemos a los que saben. Terminemos con este programa que parece que se llama «Hablemos sin saber» y con la ecología mal aplicada.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *