Categorías
Viajes

La Pandemia

Atravesando LA PANDEMIA, es que un día se me ocurrió poner por escrito todas aquellas reflexiones e ideas que se me cruzan diariamente por la cabeza.

Hoy ya hacen más de cuarenta días que el mundo cambió. Desde aquel momento en que se decretó la cuarentena he retomado varios hobbies, y éste, el de escribir un blog es una de esas ideas que no había llevado a la práctica. Un intento por adaptar los hábitos a la nueva normalidad.

Pero los verdaderos cambios, serán aquellos que trasciendan a este momento de coyuntura, y no me refiero solo a lavarse bien las manos o estornudar en el brazo. Me refiero más que nada a la conciencia de lo que uno puede hacer por si mismo, más allá de evitar la transmisión del virus quedándose en su casa. Sino que uno puede cocinar, puede hornear pan, hacer pasta, descubrir las propias capacidades ocultas por una sociedad de consumo que fue la que nos trajo hasta acá.

En todos los medios se afirma que el mundo cambió, pero pienso que los verdaderos cambios están por venir. Es muy fácil decir que algo cambio, como por ejemplo ahora todos llevamos barbijo, o como que en vez del clima, en la TV se pasa el numero de muertos por país.

En todos los medios se afirma que el mundo cambió, pero pienso que los verdaderos cambios están por venir. Es muy fácil decir que algo cambio, como por ejemplo ahora todos llevamos barbijo, o como que en vez del clima, en la TV se pasa el numero de muertos por país.

Así mismo el descubrimiento de muchos de que los estados son completamente necesarios, de que el sistema capitalista neo liberal es el que nos trajo hasta acá y que no nos pudo sacar. Por que ya es obvio que el sistema ni siquiera cuida a sus consumidores ni a sus trabajadores, solo genera concentración de la riqueza. Y esa riqueza no se traslada al estado. Y eso fue lo que nos paso. Tan simple como que el dinero está en cuentas de guaridas fiscales y no en los organismos encargados de la salud pública.

Es así que la nueva normalidad, espero, sea completamente distinta a la anterior. Que la población entienda que los estados los estados son la única alternativa, que los mismo cuenten con los recursos necesarios, que la forma de explotar al planeta no tiene sentido ya que la calidad de vida de la población no mejora, que exista justicia social que garantice el acceso al libre pensamiento y los derechos básico y elementales para todos.

Si esto sucede, esta pandemia no habrá sido en vano y el mundo tendrá una alternativa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *